lunes, 2 de mayo de 2016

Día de la Cruz - 2016

Cruz del Piquillo

Siguiendo la Tradición de nuestros padres, de forma anónima y popular, cada vecino colabora la víspera del día 3 de Mayo, para  ENRAMAR las cruces de nuestro ENTORNO como una profesión de fe,...



Así surge la IMPRESIONANTE decoración de la Cruz de Piquillo, que «preside»  el Barranco del Guiniguada, engalanada por sus vecinos como muestra de la devoción y respeto por nuestras costumbres.

¡¡¡ Que no se pierdan NUESTRAS raíces !!!

miércoles, 19 de agosto de 2015

Cruz de Adolfito (Desaparecida)

 
Referencias a la Cruz de Adolfito: superposición del Mapa de Grafcan V7 sobre  la Foto Aérea del Cabildo GC (1962)
Antecedentes: También las cruces personales son el testimonio a determinadas personas que por su impronta, se les reconoce su aportación o integración social. Sus vecinos le rinden homenaje y reconocen su estima.
Término Municipal: Artenara.
Localización: En el camino público de La Degollada a Tejeda, a la altura de la Hoya del Buey.
La Cruz de Adolfito desapareció con la construcción de la carretera actual, GC-210, a Tejeda.
Datos GPS: 28R 3099243 N y 437120 E. (situación original)


Adolfito Sosa Quintana
Fuentes/Referencias: 
Falange, 17 de Abril de 1963, Vida de Sociedad - Necrologias. Pág. 3
Aspectos Históricos de Artenara (1994). Etapas de la construcción del Templo, Pág. 111 y Los enterramientos: El cementerio, Págs. 124 a 129. José A. Luján Henríquez.
Cruces en los Caminos de Artenara. Programa de Fiestas «Virgen de la Cuevita», 1996. José A. Luján Henríquez.
La Cueva de la Cumbre. Artenara en blanco y negro (2000). Rostros: Adolfito. José Alonso Morales. Págs. 239 a 241.
Patrimonio Eclesiástico de Gran Canaria. [Intervenciones. 03-07]. Cabildo de Gran Canaria. (2007)
La Toponimia de Artenara. Jose A. Luján Henríquez/Gonzalo Ortega Ojeda. (2008). ISBN: 978-84-935875-9-8.
Apuntes históricos. José Arencibia Gil, el pintor de la iglesia parroquial de Artenara. Programa de Fiestas Patronales en honor del Apóstol «San Matías»,  (2014).  Jose A. Luján Henríquez
Crónica de Artenara. Hechos, personajes y paisajes. Jose A. Luján Henríquez (2014). ISBN: 978-84-617-1544-2.  Págs. 45 y 46.
Ermitas e Iglesias de Gran Canaria: Iglesia Parroquial de San Matías de Artenara. (2015). Patronato de Turismo de Gran Canaria: http://www.grancanaria.com/patronato_turismo/fileadmin/PDF/folletosturisticos/ermitas/03.pdf
Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC). Archivo Fotos Antiguas, Nº22433.
Testimonios orales recopilados en Artenara, La Degollada y Ventanieves por el autor.
Historia: Dentro de su ingenuidad, Adolfito Sosa era una persona entrañable. Una de sus aficiones eran las palomas, de ahí su apelativo de «Adolfito Pichón» que los chiquillos le coreaban en ocasiones y, si conseguía coger a alguno, lo «corría» a bofetadas.
Su imagen externa la sintetiza Pepe Alonso: «Envuelto en el sobretodo negro sobre su eterna ropa de dril,...»
Otra de sus pasiones, eran los anillos de las mujeres del pueblo que conocía en detalle y disfrutaba con el color de las piedras y sus formas.  
Adolfito en el Mural lateral frente a la Sacristía
Al quedarse huérfano, su cuñada, Juana Suárez, mujer de Salvador Sosa Quintana, lo atendió como a un hijo,... como si fuera su hermano,...
El día 9 de Abril de 1963, un temporal lo arrastró bajo la Montaña de Artenara (Debajo del Risco) y le costó la vida, cerca de su casa del Lomito, junto al camino público de La Degollada a Tejeda. Fue enterrado en el camposanto de Artenara, el de 1827, ya clausurado, que estaba situado en la zona de El Calvario, actual zona recreativa/parque municipal.
En un punto del camino de Artenara a Tejeda en la parte alta de La Huerta Grande, conocido como la Cañada del Buey, Santiago Aranda Aguiar quiso recordar su memoria con una cruz, en uno de los márgenes del sendero que Adolfito solía recorrer, golpeando con su pie, hacia los bordes, las piedras que lo invadían, acompasado de de su clásico sonsonete: «piti, piti, piti,...», imitando el zureo de las palomas.
Con la construcción de la carretera de Artenara a Tejeda la cruz desapareció y no fue repuesta.
A partir del año 1964, el muralista teldense José Arencibia Gil, realiza por encargo parroquial en la Iglesia de San Matías, de planta basilical con tres naves, una trilogía bíblica. En la central se representa la Ascensión del Señor, y a ambos lados otras dos alegorías, la Asunción de la Virgen y el ascenso del profeta Elías  al cielo en un carro de fuego «ambientadas» en las cumbres de la isla.
Ref.: Patronato de Turismo GC 
Teniendo en cuenta que el ancho de la nave central es el doble que cada una de las laterales, aprovecha también los dos paramentos laterales de la representación central, y en uno de ellos, el que se encuentra frente a la Sacristía encontramos la imagen de Adolfito, inmortalizado por «D. José, el Pintor» como era conocido en Artenara (así lo describe Pepe Luján). La repentina muerte de José Arencibia a comienzos de 1968, dejó inconcluso el mural del profeta Elías que aún podemos observar en detalle.
Homenaje: A Adolfo Sosa Quintana, en reconocimiento a su peculiaridad y popularidad en Artenara.
Reconocimiento: La trayectoria y el legado del teldense, José Arencibia Gil  es incuestionable. En la Iglesia de San Matías tienes la oportunidad de descubrir su madurez y perfección.  
Agradecimientos: A Pepe Alonso, por sus interesantes aportaciones para esta cruz, aunque ya no esté con nosotros. Al Cronista Oficial de Artenara Jose A. Luján, fuente complementaria de la información que cito.
Al Patronato de Turismo de Gran Canaria por sus excelentes trabajos que se utilizan para documentar esta reseña. A Alvaro Monzón por su colaboración continua.
Importante: A través de uno de los hijos de D. Santiago Aranda Aguiar hemos intentado, sin éxito, localizar alguna foto de esta cruz que su padre colocó en su localidad natal en homenaje a Adolfo Sosa Quintana.
Descarga del documento: Pincha en: Cruz de Adolfito

sábado, 11 de julio de 2015

Cruz de Pancho Estupiñán

Localización de esta Cruz
Otras denominaciones: Cruz de Francisco Estupiñán Sánchez.
Antecedentes: Muchas cruces personales suelen estar relacionadas con el lugar en el que se produjo su óbito. Sus familiares, vecinos y amigos  le rinden reconocimento cristiano mediante una cruz, generalmente «desnuda», incluyendo en algunos casos la fecha del hecho y sus siglas.
Infortunio familiar:  Sobre las diez y cuarto de la noche del 25 de Julio de 1933, Bartolo y Antonio  Estupiñán Sánchez se presentaron en la fonda de Francisco Ruiz Pacheco de la calle Central, hoy Antonio Rodríguez Medina, conocida popularmente como la «Calle de Alante».
 Allí tocaba José Romero, y animaba las coplas de los asistentes mientras tomaban algunas copas. La disputa se inició al pedirle la guitarra con menosprecio de su forma de hacerlo, y degeneró en una riña muy intensa a la que se incorporaron por parte de los Estupiñán, otro de sus hermanos, Manuel Estupiñán Sánchez, recién llegado a la tienda y José Díaz Quintana, conocido como «El Pastor», que se encontraba en la trastienda. Éste salió en defensa de su amigo José Romero y como todo se complicaba, la asistenta, Catalina Alcántara Díaz les invitó a salir a la calle. La gresca continuó en el exterior tras nuevas provocaciones y agresiones mutuas de los tres hermanos y «El Pastor», con tan mala fortuna que José Diaz le asestó una puñalada en el corazón a Manuel. Fue trasladado con urgencia a la casa del médico local y allí falleció.
Un mes después, Francisco Estupiñán, al que nos referimos en esta cruz, sufrió un contratiempo fatal.
Culmina la desgracia familiar con otro de sus cinco hermanos, Bartolomé (Bartolo) Estupiñán que alcanzó en nuestra «ingrata» guerra civil la graduación de Sargento pero no regresó. Murió en el Frente del Ebro, en Gandesa (Tarragona) en 1938, una de las batallas mas cruentas que decidió el final de esta contienda.
Los otros dos hermanos, Antonio y Juan Estupiñán, tuvieron una vida sin sobresaltos.
Siglas: F.E.S. en el brazo de la cruz
Término Municipal: Villa de Agüimes.
Localización:  Desde el  sendero de Cueva Bermeja a Temisas,  nos desviamos por una vía de cazadores hasta el Andén Alto, en dirección a la Cañada de las Calzadas. A un nivel algo mas elevado de esta vía, ahora ya sin camino, encontraremos esta cruz.
Advertencia: No se recomienda el acceso a la cruz por su dificultad.
Datos GPS: 28R 3089553N y 452747 E.
Fuentes/Referencias: 
La Provincia, 27 de Julio de 1933, Un crimen en el Ingenio. En la noche del Martes último un hombre mata a un joven de una tremenda puñalada, Págs. 3 y 5.
Diario Las Palmas, 27 de Julio de 1933, Durante una riña muere un joven de una puñalada en el corazón, Pág. 5
Gaceta de Tenerife, 29 de Julio de 1933, En la vecina isla. Muere un joven de una puñalada en el corazón, Pag. 5.
Diario Las Palmas, 26 de Agosto de 1933, En Agüimes se desrriscó ayer un hombre, Pág. 5
La Provincia, 27 de Agosto de 1933, Un cazador se despeña por el barranco Guayadeque, y muere destrozado, Pág. 1
Hoy, 29 de Agosto de 1933, Serv. Informativo Regional. Un hombre lesionado en Agüimes, Pág. 2 
Testimonios orales recopilados en Cueva Bermeja y la Villa de Ingenio.
Lugar de los hechos
Historia: El 25 de Agosto de 1933, Francisco Estupiñan Sánchez, de 27 años, salió a cazar solo con sus perros por la umbría de Guayadeque. A media tarde se encontraba próximo a la orilla de Agüimes, cerca de la Cañada de las Calzadas cuando resbaló, precipitándose al fondo del Barranco de Guayadeque. Los perros regresaron a su casa del Albercón de Ingenio y «la perra se escondió bajo su cama y comenzó a llorar» (Testimonio oral). Su madre, María Sánchez, presagiando lo peor, inmediatamente mandó a dos de sus hijos a buscar a Pancho que batieron la zona sin éxito.
Al día siguiente, Manuel Cazorla, vecino de Agüimes que tenía conocimiento de su desaparición, encontró primero un sombrero, luego su escopeta y en el fondo del Barranco de Guayadeque, el cuerpo de Pancho completamente destrozado, en posición de cúbito supino.
Dio parte a las autoridades, y con la llegada del Juez de AgüimesSebastián Melián Suárez acompañado de su Secretario se procedió al levantamiento del cadáver sobre las cuatro de la tarde.
En esta época, Pancho estaba construyendo su casa en Montaña de las Tierras, al lado de la Ermita de San Juan «el Degollado».
Una persona ligada a la familia Estupiñán recuerda que tenían prohibido acercarse a la zona de la cruz por su peligrosidad, y desconocían el lugar exacto donde se encontraba.
Francisco Estupiñán un mes antes del percance fatal - Foto: L.P.
Estado Actual: La cruz está partida por su «palo» vertical. Es fácilmente recuperable, de momento la hemos calzado con piedras.
Reconocimiento: A la memoria de Pancho Estupiñan  Sánchez con todo el respeto que se merece.
Agradecimientos: A la familia colateral de los Estupiñán Sánchez que nos han facilitado información para documentar esta cruz, y con la que hemos compartido nuestras investigaciones de campo.
Agradecimiento Especial:  A Vicente Espino Guedes, colaborador habitual de todas estas aventuras «paranoicas» en el Barranco de Guayadeque. De esta forma, estamos recuperando parte de nuestra intrahistoria en el olvido.
Colaboración: Quiero agradecerle a Rafael Sánchez Valerón, Cronista de la Villa de Ingenio sus puntualizaciones y correcciones relacionadas con la familia Estupiñán Sánchez.  Siempre está dispuesto a colaborar, de esta forma hemos podido actualizar la información.
Descarga del documento: Puedes bajarte este artículo, pincha en: Cruz de Pancho Estupiñán

viernes, 5 de junio de 2015

Cruz del Siglo - Montaña de Arucas

Nuevos Datos incorporados
La Cruz del Siglo en La Montaña acompañada de eucaliptus
Otras denominaciones: Cruz de la Montaña, Cruz del Volcán de Arucas.
Antecedentes: Las cruces del siglo tienen el mismo origen: El Papa León XIII, recomendó para recibir el nuevo siglo (tránsito del siglo XIX al XX), la colocación de la Cruz del Redentor en las cumbres mas altas como símbolo de la cristiandad. En Gran Canaria también se cumplió en la Cruz de la Montaña.
Según describe el Cronista Oficial de Arucas la Cruz «se alzó sobre unas gradas de piedra y argamasa allí existentes, sobre las que había estado un molino de granos impulsado por el viento, propiedad de Domingo Marrero Pérez, de efímera existencia».
Término Municipal: Arucas
Localización: En el alto de la Montaña de Arucas, a la entrada de la explanada de acceso al Restaurante «La Corona de Arucas».
Coordenadas GPS: 28R 3111149 N y 448675 E
Fuentes/Referencias:
Boletín Oficial Eclesiástico del Obispado de Tenerife (1899).
Cuaderno 1º de Notas referentes al pueblo y parroquia de Arucas (1927), Pedro Marcelino Quintana Miranda. Edición digital, recuperación de Ramón Díaz Hernández (2012), trabajo conjunto de otros colaboradores.
Revista Geográfica Española Nº8, dedicada a Gran Canaria. (1940)
Album Turístico de Arucas. Revista Arucas Nº11, Año X, Junio de 1955, «Muñoz Grande en la Montaña de Arucas», Hermelindo Artiles Navarro, Pág. 23.
Diario de Las Palmas, 5 de Diciembre de 1961, El Parador "El Mesón de la Montaña", Juan Zamora Sánchez, Pág. 4.
Falange, La inaguración de la carretera turística a la cima de Arucas, 25 de Junio de 1940,  Pag. 2
Historia de Arucas (1979), Pedro Marcelino Quintana Miranda. Ediciones Casa de la Cultura - Ayuntamiento de Arucas. Capítulo XXXI.
La Provincia. 19 de Noviembre de 1990, Aquí al lado: Arucas, ciudad hecha en piedra y flor, Yiyo Espino, Págs. 24 y 25.
La Provincia. 30 de Noviembre de 2005, «Cayó también la Cruz de Arucas», Pág. 13
La Provincia. 4 de Febrero 2006, La cruz de la Montaña se recuperará con una cuestación popular, Rafael Ramos Quintana, Pág. 19
Cruz del Siglo tras la construcción del Mesón - FEDAC
Canarias 7. 23 de Junio de 2006, Especial San Juan. «El acto mas importante es la inaguración de la Cruz de Piedra», Luz Cappa, , págs. 16 y 20.
Canarias 7. 25 de Junio 2006, La Montaña cuenta ya con una nueva cruz de piedra, pág. 43. 
Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC). Carta Etnográfica Ficha Nº01089-Cruz de la Montaña de Arucas y Fotos de Archivo que se indican:
La Cantonera. Revista de la Tertulia P. Marcelino Quintana. Año 1, Nº 2 (2000), Crónica Histórica: La Cruz del fin del milenio, Pág. 16, Pablo P. Jesús Vélez.
Arucas: Hombres y Hechos II (2014), Pablo P. Jesús Vélez, Capítulo XV: La Cruz del Siglo. Págs. 265 a 279.
«Historia de la Parroquia de San Juan Bautista de Arucas, 1818-2015». Vol. II (2015). Julio Sánchez Rodríguez. ISBN: 84-616-4253-8. 
Historia: Previo al fin del siglo, se realizó un solemne triduo en la iglesia de San Juan Bautista de Arucas entre el 29 y el 31 de Diciembre de 1900 como preparación cristiana para la entrada al nuevo siglo, con la participación del superior de la orden, padre Máximo Fraile, del  I.C.M.
Las obras del basamento de la cruz utilizaron «canterías sólidas ya existentes»  (el asentamiento del molino de viento de 1873), fueron dirigidas por Manuel de Aguiar Henríquez, y los gastos de construcción, transporte, realización de la peana, así como la erección de la cruz fueron costeados  por el Ayuntamiento y algunos fieles.
La confección de esta cruz fue realizada en la carpintería de Mario Benavides Ponce con la madera procedente de la cumbrera de una casa del siglo XVII, ubicada en la (actual) calle de León y Castillo, esquina con San Juan, propiedad de Catalina Afonso González que fue derruida en 1894 para el ensanche de aquella.
Esta cruz de tea, de unas doce varas y media de largo (unos diez metros y medio), fue trasladada a pie por una multitud de hombres el 29 de Diciembre e instalada en la cima de La Montaña al mediodía del día 31 de diciembre de 1900.
Las inscripciones talladas en la cruz, se corresponden en gran parte con la recomendación de la Comisión Internacional bajo el auspicio del Sumo Pontífice Leon XIII, con el epígrafe siguiente: ANNO 1900 JESUS CHRISTUS en sentido descendente y DEUS HOMO VIVIT, REGNAT, IMPERAT, en el brazo transversal de la cruz.
Iglesia de San Juan Bautista al inicio del siglo XX
En los rótulos de la Cruz de la Montaña se respetó el texto transversal pero en el vertical se modificó la fecha como «DIE ULTIMO MCM». Un detalle significativo del diseño de esta cruz son los remates redondeados de sus extremos
Al anochecer del día 31 de Diciembre de 1900 se encendieron muchas hogueras, que culminó con repique de campanas a la medianoche, conjuntamente con una misa concelebrada por tres sacerdotes que reunió a mas de 1600 asistentes, en la antigua iglesia de San Juan Bautista.
Al día siguiente, sobre las tres de la tarde ascendieron en comitiva casi cinco mil personas al alto, donde fue bendecida la cruz por el cura-ecónomo de la iglesia de San Juan, máximo responsable  y párroco posterior, Francisco Cárdenes Herrera; y allí también predicó majestuosamente el padre Máximo Fraile Sanz.
Cruz del Siglo - Situación original
Fuentes orales se refieren al derribo de la cruz por un vendaval, y su fraccionamiento por la base siendo repuesta con posterioridad. No hay otras referencias fiables pero su tamaño (en fotos) atestigua esta posibilidad.
El 24 de Junio de 1940, festividad de San Juan, se inaguró la carretera de acceso (pista de tierra) a la cima con el objeto de convertirlo en otro Mirador-Parador turístico al estilo de la época.
Posteriormente, el maestro-cantero Fermín de Armas construyó los tres miradores emblemáticos con piedra azul de Arucas: el del Teide, el del Marquesado, y el de Las Canteras que fueron donados a la ciudad por su propietaria, Dña. Carmen Fernández del Campo y MadanMarquesa de Arucas.
En la cúspide de esta montaña se encontraba el cráter de este estratovólcan extinguido y por su escasa profundidad se inundaba con las lluvias y formaba un charco embarrado. Era propiedad del Marquesado de Arucas y fue nivelado por las obras, de esta forma desapareció al construir el Restaurante Mesón de la Montaña con sus jardines (reabierto el 22 de Noviembre de 2014 como La Corona de Arucas).
Con la construcción del citado Mesón, a cargo del arquitecto Manuel de la Peña también en terrenos de la Marquesa (actualmente de sociedades vinculadas a sus herederos), se intentaba evitar que el Ministerio de Turismo lo expropiara para ubicar un Parador. Una vez terminado, se mantuvo cerrado durante unos cuatro años hasta que en el año 1963 fue arrendado mediante concurso público previo. A raíz de estas obras se produjo el traslado de la cruz «original» a su nueva ubicación (coincide con la de la Cruz actual)  sobre un basamento de unos 25 metros cuadrados que aún se conserva. También de esta época es el cuarto mirador, el de Arucas, muy cerca de la explanada de la Cruz pero en este caso se renunció a la cantería. 
La Cruz actual:
Restos de la cruz abatida (2005)  Foto: Patrimonio - Arucas
El 29 de Noviembre de 2005, el temporal Delta asoló las islas, llevándose el Dedo de Dios (Risco Partido) y también se cebó con la Cruz de la Montaña arrancándola violentamente de su base y fraccionándola en trozos tras su caída. También arrastró conjuntamente las luces de colores que iluminaban la cruz durante los festejos de San Juan y en la Navidad. Los vecinos y empresarios locales, incluida «Mecohersan Piedras La Cantera»  no dudaron en colaborar y aportar donativos para su reconstrucción, inagurándose la víspera de la festividad de San Juan del año siguiente con la presencia de autoridades locales y gran presencia de ciudadanos con la bendición del párroco Santiago Rodríguez Domínguez.  
Nueva Cruz del Siglo (2006)
Su altura es de 9 m., su anchura es de 3,80 m. y su peso asciende a 40 Tm. Está realizada, en piedra azul de la cantera nueva del Bco. de Rosa Silva, por la Compañía Artesanal Cantería de Arucas S.L., conservando tanto sus dimensiones como la inscripción de su antecesora. La forman tres tramos unidos en los que no es posible apreciar las juntas. Es hueca en su interior y está reforzada con dos estructuras: una de acero ordinario y otra de acero inoxidable y mantiene su basamento escalonado de piedra. En su base se han incorporado dos piedras labradas con inscripciones, una hace alusión a la reconstrucción de la cruz como consecuencia del temporal Delta y la otra hace referencia a las fechas del siglo transcurrido.
Estado Actual: Solamente se conserva intacta la base de la anterior (no es la original de 1900 debido a su traslado), el resto está en buen estado tras su restauración (2006). Una de las placas que hace referencia a la tormenta «Delta» estaba casi ilegible y ha sido restaurada.
Descarga del documento: Puedes bajarte este artículo, pincha en: Cruz de La Montaña
Importante: En múltiples referencias de prensa local, incluso recientes, encontraremos que esta cruz del siglo se erigió el 31 de Diciembre de 1899, pero existen otras fuentes mas fidedignas que la sitúan correctamente a finales de 1900. Probablemente sea una confusión debido al jubileo del Año Santo de 1900 (se celebra cada veinticinco años) y finaliza con el cambio de siglo.
Agradecimientos: Al Cronista Oficial de Arucas, Pablo P. de Jesús Vélez por los nuevos datos aportados que aclaran dudas sobre esta cruz, frecuentes y habituales. A Alicia de Jesús Hernández Padrón por su colaboración y atención siempre que he recurrido a ella.
Alvaro Monzón y a Paco Casado por sus aportaciones para la divulgación de las cruces de Gran Canaria. A Albino Aneiros, Juan A. Garallo y Pepe Leal por la paciencia que tienen con mis impertinencias y el trabajo de colaboración que realizan.

lunes, 30 de marzo de 2015

Cruz del Boticario

La Cruz en los Pinos de la Discordia
Otras denominaciones:  Cruz de los Pinos de Gáldar, Cruz de Navarro, Cruz del Farmaceútico.
Antecedentes: 
Los protagonistas:
Paul Anstein - FEDAC
Johann Ludwig - FEDAC
La primera guerra mundial trajo a la isla en 1914 al alemán Paul Bernstein (o Anstein)  Hoffer, de profesión tipógrafo, procedente de Hannover, contaba con antecedentes delictivos y ejercía, sin titulación, como médico/curandero sobretodo en la localidad de Tejeda donde era muy estimado por la falta de facultativo.
Mantenía contactos con otros compatriotas como Johann Ludwig, mecánico de profesión, apodado el «Carnicero» por su actividad, que había recalado en Gran Canaria al comienzo de la contienda de 1914 y sobrevivía de los servicios que ofertaba a sus paisanos en la isla pero su conducta también le había ocasionado problemas con las autoridades. Paul Bernstein conoció en Las Lagunetas (Vega de San Mateo) a José Ezequiel Navarro Gispert que pretendía adquirir una botica en la isla e inició sus contactos con otros intereses.
El escenario:
Los Pinos de Gáldar, entorno del crimen - FEDAC
La zona del crimen, aislada en esa época, está muy cerca de los centenarios «pinos» de Gáldar, que en estas fechas lo formaban: ocho pinos, dos de ellos pequeños y un noveno abatido. Se identifica ésta zona fácilmente por la proximidad de la Caldera del mismo nombre aunque la repoblación de los años sesenta ha modificado mucho este entorno.
El azar: Hace varios años, cuando iba a recoger setas me tropecé con una cruz de tea, en un montículo de pinar aislado al que llaman los Pinos de la Discordia. Cada vez que la veía me dejaba desconcertado y no le encontraba explicación hasta que elaborando la documentación de la Misión de Barranco Hondo de Abajo, derivó la conversación con Juan Cubas Montesdeoca al tema de las cruces, y así le refresqué su memoria, citando la existencia de la cruz del crimen de los Pinos de Gáldar. Salí como un «poseso» en su búsqueda, y una vez registrada, tanto en fotos como en GPS, se lo comuniqué a Pedro Socorro, autor de diversos artículos/textos sobre este caso.
Término Municipal: Gáldar.
Localización: En  Los Pinos de Gáldar, en un desvío del sendero entre  Juncalillo y Valsendero. 
Puedes optar por seguir el Tramo 2º de la ruta Nº12:  «El Hondo de Fagajesto» - Descubriendo Gran Canaria, hasta el cruce de caminos en Galeote, bajando previamente por la Cañada/Vía Pecuaria, desde la Caldera de los Pinos de Gáldar.
Datos GPS: 28R 3102056 N y 438449 E.
Fuentes/Referencias: 
La Provincia. El Crimen de los Pinos de Gáldar. Se confirma nuestra información - D. José Navarro es la víctima - El médico alemán, presunto asesino - Otro cómplice, 20 de Septiembre de 1916. Pág. 2
Diario de Las Palmas. El Crimen de los Pinos de Gáldar. El «médico» Paul Bernstein y Johann Ludwig, autores. ¿banda de apaches alemanes? Información Completa, 20 de Septiembre de 1916. Págs. 2 y 3.
ABC. El Crimen de Gáldar. «Una banda de apaches», 23 de Septiembre de 1916. Págs. 10 y 11.
ABC.  Nuevos detalles. El Crimen de Gáldar, 26 de Septiembre de 1916. Pág. 13.
La Provincia. (Editorial Prensa Canaria). El Crimen de los Pinos de Gáldar. Del 24 al 30 de Marzo de 1919. Págs. 1 a 2. (corresponde a la crónica del juicio celebrado)
Diario de Las Palmas. El perdón del Rey. Los alemanes condenados a muerte, indultados, 26 de Marzo de 1921, Pág. 2.
Diario de Las Palmas. Judiciales. Embarque de los alemanes, 3 de Enero de 1922, Pág. 2.
La Provincia. Sección del Dominical: Siesta de Memorias: «La verdadera historia del Crimen de Gáldar», tres entregas a doble página: 9, 16 y 23 de Junio 1985. Martín Moreno.
La Provincia. Sección del Dominical: Siesta de Memorias:«Anotaciones del crimen de los Pinos de Gáldar», 5 de Marzo de 2000, Pág. 83. Martín Moreno.
La Provincia. Sucesos Históricos (III). El Crimen de los Pinos de Gáldar, 13 de Abril de 2006,  Pedro Socorro Santana, Pag. 67.
Cadena SER: «El Crimen de los Pinos de Gáldar» (formato MP3), 6 de Febrero de 2015, Pedro Socorro Santana.
La Provincia. La Cruz del Boticario, 15 de Febrero de 2015,  Pedro Socorro Santana, Págs. 22 y 23.
«Sucesos Históricos de Gran Canaria»: El crimen de los Pinos de Gáldar, Págs. 25 a 33. Pedro Socorro Santana (2008), Ediciones Anroart. ISBN: 978-84-96887-88-6.
Testimonios orales recogidos en Barranco Hondo de Abajo a través de Juan Cubas. Montesdeoca
Pinos de Gáldar. El ocaso de un pinar. Águedo Marrero. (2007) Rincones del Atlántico, Nº4, Pág. 24. Versión digital: http://www.rinconesdelatlantico.com/num4/21_pinos_de_galdar.html
Fundación para la Etnografía y la Artesanía Canaria (FEDAC). Fondo de Fotografía Histórica: http://www.fedac.org/fotos-antiguas/ ; Nº 00361, 11113 y 15965.
«Descubriendo Gran Canaria». 30 Rutas a pie (2012). Alvaro Monzón. ISBN: 978-84-614-9715-7
Historia:
José E. Navarro
F. Doc. : Pedro Socorro
José Ezequiel Navarro Gisbert, de 58 años, alicantino de Onil, había acumulado una pequeña fortuna, fruto de sus treinta años de trabajo en La Habana donde culminó sus estudios previos de Farmacia iniciados en Granada y allí se licenció. Pretendía instalar otra farmacia en las islas, tras la de Guía de Isora que gestionaba uno de sus sobrinos, Francisco Vilaplana Navarro. 
Había regresado, de nuevo, a Las Palmas de Gran Canaria a bordo del Reina Victoria en Agosto de 1916, y llevaba consigo buena parte del dinero (en efectivo y efectos bancarios garantizados), así como sus alhajas que había cosechado en Buenos Aires y La Habana, y esta fue su perdición. A la caza de su fortuna, el «falso médico» alemán, Paul Bernstein dedicó su atención desde que lo conoció en Las Lagunetas (Vega de San Mateo) e intimó con él. También le propuso un lucrativo negocio de venta de almendras buscando acentuar una relación personal que le llevó el 2 de Septiembre de 1916 al fatídico viaje a Agaete, La Aldea y Tejeda. De esta última localidad partieron sobre las nueve de la noche del día 12 de Septiembre en mulas Paul y Jose Ezequiel aprovechando la luna llena. Johann Ludwig que transportaba a pie su maleta enganchada a su grueso «bastón» se encontró con ellos en Los Pinos de Gáldar. Iban hacia Valleseco y muy cerca de Los Pinos de Gáldar se apartaron del mismo, se detuvieron a descansar y, allí se consumó el atentado programado sobre las veintidós horas, que acabó con la vida del farmaceútico, tras recibir un primer golpe con el pesado «bastón» de Johann (que abandonaron en la zona) «y le descuadraron la cara». (testimonio oral). Tras el fuerte impacto recibido, Paul remató a su víctima asestándole tres puñaladas en el pecho para apropiarse de todos sus bienes.

Saturnino Ramos Cubas  que vivía en la cueva donde hoy está la Ermita de la Virgen de Fátima, en Barranco Hondo de Abajo, iba con gente a Valsendero  y «sintieron los «aberridos» de la víctima» (testimonio oral ) 
Lo enterraron rápidamente, cubierto con picón de forma superficial en una barranquera a unos metros del lugar del crimen, pero las aves carroñeras se encargaron de descubrir el cuerpo, de forma inmediata que encontró el cabrero Juan Padrón, de 21 años al repuntar el día 13 de Septiembre y lo comunicó a las autoridades.
Traza del sendero y situación de la Cruz del Boticario - Mapa Grafcan V7 - Escala 1:5000
La misma noche del crimen los autores del mismo se desplazaron a una posada de Las Lagunetas para posteriormente retornar a Tejeda y encaminarse al día siguiente a Arucas, por Valleseco y Teror.
Se repartieron el botín: su dinero y las garantías bancarias, sus alhajas y efectos personales e incluso le quitaron sus botas que posteriormente Johann dejó en el burdel de Dolores Tomeo en Los Arenales, conjuntamente con una maleta con efectos de la víctima.
Las evidencias dejaron al descubierto a los dos sospechosos. Su comportamiento cambió y se mostraban mas reservados, Paul abonó sus deudas, sin embargo Ludwig gastaba mucho dinero en invitaciones y burdeles. Paul Bernstein regresó a Las Palmas de  GC, el día 14 de Septiembre, visitando Arucas previamente, donde asistió al teatro y gestionó a través de la consignataria Compañía de Pinillos un pasaje para huir a Cuba pero le fue denegado por su nacionalidad. El Lunes, 18 de Septiembre, fueron detenidos ambos con algunos documentos y otros efectos personales de la víctima; por la mañana Paul,  y por la tarde Johann Ludwig. 
En Marzo de 1919 se celebró el juicio y ambos fueron condenados a la pena de muerte. La generosidad del pueblo gran canario, incluida la hermana de la víctima, Sinforosa Navarrro Gisbert rogaron por el indulto que fue concedido  el 25 de Marzo de 1921, Viernes Santo,  por el rey Alfonso XIII, conmutandolas a cadena perpetua.  
En el vapor «Atlante» de la compañía Transmediterránea, el día 3 de Enero de 1922 fueron trasladados Paul Bernstein y Johann Ludwig a los presidios de Santoña y Figueres, respectivamente.
Descarga del Documento: Puedes bajarte este artículo, pincha en:  Cruz del Boticario
Agradecimientos: Evidentemente, a Juan Cubas Montesdeoca, «artífice» de la recuperación de esta cruz tras casi un siglo de su existencia (falta un año para ello).
Agradecimiento Especial: A Pedro Socorro Santana, Cronista Oficial de Santa Brígida por su colaboración y aportaciones «inéditas» para recuperar esta cruz.
Importante: Esta cruz sintetiza el arraigo religioso en la isla, el testimonio cristiano de la muerte y la posible superstición popular.

domingo, 15 de febrero de 2015

Cruz de la Misión - Barranco Hondo de Abajo

Santa Cruz de la Misión de Barranco Hondo
Otras denominaciones: Cruz de la Ermita de Fátima, Cruz de la Poza, Cruz de la Gruta de Fátima. 
Antecedentes:
La aparición de la Virgen de Fátima, el 13 de Octubre de 1917, en Cova de Iría (Portugal) a los tres pastores,  Jacinta y Francisco Marto,  y Lucía dos Santos, genera grandes expectativas que se ven reflejadas con la proclamación del  Año Santo Universal  de 1950 que se clausura en el Santuario de Fátima al año siguiente.
Posteriormente , la imagen peregrina de la Virgen «blanca» bendecida en origen se trasladó a Gran Canaria con motivo del Año Santo y recorrió a finales de 1951 la isla. 
Procedente de la misión en Artenara y Acusa, durante dos días, desde la tarde del  11 de Noviembre permaneció en Juncalillo presidiendo la campaña  de los padres claretianos que encabezaba el delegado episcopal  D. Francisco Rodríguez CFM (siglas de Cordis Filius Mariae). En estas jornadas también participó como confesor el sacerdote D. Pablo Artiles. Esta breve visita fue la semilla que encandiló a los vecinos que la adoptaron posteriormente como patrona en Barranco Hondo de Abajo.

Acceso: Al llegar a Juncalillo de Gáldar por la GC-220 continuamos hacia Barranco Hondo de Abajo, hasta llegar a la antigua Escuela unitaria. 
Coordenadas GPS: 28R 3102207 N y 435884 E.
Fuentes/Referencias:
Falange. Primer recorrido de la Virgen de Fátima por Canarias. , 27 de Octubre de 1951, Pág. 2.
Falange. Estampa de la Virgen peregrina,... Lo que yo ví,... Pablo Artiles, 22 de Noviembre de 1951, Pág. 3.
La Provincia. Barranco Hondo de Abajo construyó una ermita para la virgen de Fátima, Santiago Betancort Brito, 9 de Mayo de 1971. Pág. 24.
La Provincia. Viaje a los barrios olvidados de Gran Canaria (6). Barranco Hondo de Abajo, troglodita, Santiago Betancort Brito, 13 de Mayo de 1971. Págs. 22 y 23.
Diario de Las Palmas. En Barranco Hondo de Abajo. El penúltimo paraíso, Adolfo Santana, 15 de Mayo de 1985, Pág. 11.
Canarias7. Ni los pájaros cantan, C.D. Aranda, 12 de Abril de 2001, Pág. 23.
Canarias7. Tres vírgenes y una procesión, Adolfo Santana, 13 de Julio de 2006, Pág. 26.
La Provincia. Aquí al lado-Barranco Hondo de Abajo. La Montaña Animada, Jose Carlos Guerra, 15 de Noviembre de 2009, Pág. 14.
Canarias7. Barranco Hondo se opone al traslado de la Virgen de Fátima, Adolfo Santana, 7 de Mayo de 2011, Pág. 23.
Decreto 258/1993 de 24 de Septiembre, por el que se declara BIC, con categoría de conjunto histórico a Barranco Hondo de Abajo,  del municipio de Gáldar. 
Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC). Ficha Nº 8833. Tienda de Margarita o Víveres Romero. Observaciones.
Testimonios orales de D. Olegario Peña, Juan Cubas y Juan Antonio Jiménez Bolaños.
«Juncalillo de Gáldar». José Sánchez y Sánchez, Pbro. Gráficas Bordón. Agüimes (2009). Págs. 53 a 55 y 125 a 126.
Historia:
Conversando con Juan Cubas Montesdeoca  me recuerda que José Rodríguez de Vega definía a Juncalillo como «el cofre espiritual» de Gran Canaria, una expresión que se ajusta al elevado número de sacerdotes y monjas que ha proporcionado esta localidad. 
Juan Cubas y sus vecinos adquirieron en la «Casa Camino» de la calle Cano de Las Palmas de Gran Canaria una imagen de la Virgen de Ntra. Sra de Fátima por un importe de 8.300 ptas en 1963.
Consiguieron que el párroco D. José Sánchez  solicitara al obispo la bendición de la imagen que se produjo el  14 de Junio de 1964, por el párroco de Juncalillo, Tomás González Alonso. Ese mismo día, la trasladó en su  Land Rover hasta Barranco Hondo de Abajo para presidir la misión que D. Olegario Peña emprendía, situándola en la Escuela Pública de esta localidad.
D. Olegario Peña 
El Padre Olegario Peña Vega, párroco de San Bernardo (Las Palmas de Gran Canaria), inició la Misión en Barranco Hondo entre el  14 y el 21 de Junio con una asistencia inusitada y con el  enorme fervor que los vecinos profesaban, así  la misión fue muy gratificante y satisfactoria como lo demuestran  las 1.244 comuniones impartidas.    
Sin embargo,  al término de la misma no se colocó la Cruz de la Misión, según testimonio de D. Olegario.  Se hizo posteriormente con la tea de unas casas derruidas en Risco Caído. La cruz era grande y muy pesada, y se situó en el Lomito frente  a la propiedad de las dos señoras que habían donado la madera.  Al construir la carretera quedó escondida y algunos vecinos quisieron trasladarla al recinto de la ermita pero hubo algunas suspicacias insalvables. (testimonios orales)
En 1969, Juan Cubas Montesdeoca  de Barranco Hondo de Abajo compra una cueva a Saturnino Ramos Cubas por 24.500 ptas que se dedicará al Santuario-cueva de Nuestra Sra. de Fátima. 
La labraron los vecinos del barrio con tres piqueros durante el día,  un compresor de la Comunidad de Regantes del  Norte y el gasoil que les facilitó Maestro Boro. El resultado es la gruta/ermita actual de la virgen con unas dimensiones de unos 4 x 7 metros, de unos 66 m2, con su suelo de«lajas», así como las placas de su «vía crucis», diseñadas por Geño (Eugenio Jiménez Bolaños), que procedían del sur de la isla, a las que se han añadido posteriormente pequeñas cruces «de madera» para lograr las indulgencias correspondientes.
Tallados en piedra figuran, la pila de agua bendita, el confesionario, el altar y los asientos.
La Sacristía también fue excavada, anexa a la ermita, pero enlosetada con piedra de la cantería de Cabo Verde, y el Cabildo Insular de Gran Canaria se hizo cargo del importe de los bancos, los roperos y las puertas.
El Domingo, 9 de Mayo de 1971 se trasladó la imagen del  Sagrado Corazón de Jesús que perteneció a la capilla del Colegio Salesiano de Teror, donada por el Padre Herrera Sánchez de la villa mariana, siendo los padrinos  de la capilla D. Antonio Ojeda y la Srta. Alicia Sarmiento que donaron 15.000 pesetas y se destinaron a pagar los trabajos de los piqueros  que realizaban su trabajo durante el día. El ruido del compresor por las tardes atraía a muchos vecinos que también colaboraron en estas labores. Los padrinos de honor fueron los padres de monseñor Juan Alonso Vega, D. Julián Alonso Ojeda  y Dña. Carmen  Vega de Vega.
Conjunto Histórico de Barranco Hondo de Abajo 
El 16 de Mayo de 1971 a las 11 de la mañana, el Vicario de la Diócesis, Juan  Artiles Sánchez  consagra la ermita con la entronización de la Virgen de Fátima.
La cruz de tea situada en la parte superior de la entrada a la ermita también procede de la madera de la vivienda derruida en Risco Caído.
El 9 de Julio de 1992 mediante escritura pública se realiza la donación de Juan Cubas a la Diócesis de Canarias , tanto de la imagen como de la cueva de su propiedad.
Por Decreto 253/1993 del B.O.C. del 24 de septiembre de 1993, Barranco Hondo de Abajo fue declarado como BIC con categoría de conjunto histórico.
En la procesión del 20 de Mayo de 2006, se establece una polémica en Barranco Hondo de Abajo sobre la imagen de la Virgen de Fátima al considerar una vecina del BatánSan Roque de Las Palmas de Gran Canaria – que la imagen de Fátima era la que pertenecía a los Tres Picos  de San Roque que había sido adquirida por su benefactor,  P. Rafael  Rodríguez Quintana.
Inscripción  en la cruz con su máxima
Al parecer, esta imagen solamente estuvo en El  Batán entre 1950 y 1971, en la panadería de Manolito de  los Tres Picos en San Roque, lo que parece lógico por su tamaño.  La talla en cuestión, de unos  40 cm, fue donada a Juan Cubas por Nicolasa, la hermana del P. Rafael Rodríguez y se conserva en su casa-museo.  Cada año  los vecinos de El Batán se desplazan durante las fiestas del barrio de Barranco Hondo de Abajo para celebrar la procesión de La Virgen de Fátima con esta imagen. Solamente por este motivo se reemplaza la imagen actual de la Virgen de Fátima para este acto.   
El 17 de Mayo de 2008 se colocó en La Poza, la «nueva» Cruz en homenaje a la Santa Misión del  clérigo diocesano D. Olegario Peña Vega, realizada por Antonio García Ramos con madera de tea procedente del convento franciscano de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Gáldar que igualmente se utilizó para el «báculo» que utiliza el actual obispo, Francisco Cases.  A esta cruz se le incorporó una placa de madera con la máxima:  «El ideal de los Hijos de Barranco Hondo es guardar los Mandamientos y salvar el Alma» y reemplazó a la anterior del Lomito.

Flor de la pasión

Delante de la ermita encontramos la planta de la pasionaria, cuya flor representa, desde el siglo XVII, la «pasión de Cristo», simbolismo transmitido por el papa Pablo V:
Los tres clavos son los estigmas oscuros de la flor morada. Las hojillas sagitales que sirven para que la enredadera se adhiera a la pared representan los látigos, las hojas verdes y grandes de esta planta tienen forma de cruz, los diez pétalos simbolizan los diez mandamientos y los estambres amarillos, las cinco llagas del costado y las piernas.  Además unos estambres morados y puntiagudos rodean el pistilo y la tradición popular los interpreta como una corona de espinas



Anécdota:
Me cuenta D.  Olegario que en la Misión de Barranco Hondo de 1964, se encontró durante el día a una persona que no asistía a las predicaciones de las tardes. Se justificó diciendo que el no veía bien de noche y que por ese motivo no asistía, sin embargo le indicó que él era muy devoto y que cada día rezaba 100 credos.  Al preguntarle cómo lo hacía, le dijo que llevaba cincuenta granos de maíz en un bolsillo y los intercambiaba de uno al otro, dos veces. Cuando D. Olegario le escuchó rezar se quedó sorprendido del sentimiento y devoción con el que rezaba cada credo.
Actualmente,  a  7 de Noviembre de 2014, D. Olegario Peña, con 87 años, sigue en activo en la parroquia de San Pablo y con una lucidez increíble.
Agradecimientos:  A D. Olegario Peña Vega y a Juan Cubas Montesdeoca por sus aportaciones y su atención para verificar la información que disponíamos. 
A Juan Antonio Jiménez Bolaños y a Albino Aneiros como colaboradores imprescindibles para estas investigaciones etnográficas en Barrranco Hondo de Abajo
Homenaje: Al «escultor» etnográfico de Gran Canaria, Adolfo Santana que nos dejó huérfanos.  
Descarga de este documento:
Cruz de la Misión - Barranco Hondo de Abajo.