sábado, 2 de mayo de 2020

La Invención de la Cruz - 3 de Mayo

Este año compartimos y celebramos el día de la Cruz desde La Aldea aprovechando la iniciativa de la Consejería de Cultura del Ayuntamiento de La Aldea de San Nicolás para promocionar esta festividad.


Aportamos un nuevo desarrollo realizado rápidamente para divulgar muchas de las Cruces del municipio. No están TODAS pero hemos hecho una primera estimación para conmemorar el día de la Cruz.


Por las circunstancias actuales, algunas (muy pocas) están geoposicionadas con cierta holgura. Próximamente se regularizarán los textos y se añadirán las fotos que faltan para respetar los derechos de autor.

Pincha en el logo MapHub y accederás a otra pantalla de mayor tamaño. Utiliza el «scroll» para ampliar el sector municipal deseado. Si quieres visualizar la imagen de detalle del bien, pincha en el icono asociado o selecciónalo  en el menú lateral derecho.

Aportamos valor, respeto a nuestras costumbres y etnografía, iniciando este nuevo trabajo global de la isla de Gran Canaria con mi entrañable y «adorada» Aldea donde he disfrutado de su naturaleza en mi juventud.

Agradecimiento ESPECIAL a Albino Aneiros por sus aportaciones tanto logísticas como documentales.

lunes, 6 de abril de 2020

Cruz del Toscón Alto ( Desaparecida )

Ubicación de la Cruz de El Toscón  - Foto: Juan Montesdeoca Vierafacilitada por Ofelia Santana
Otras denominaciones: Cruz de la Misión
Término Municipal: Las Palmas de Gran Canaria
Localización: El Toscón Alto
Coordenadas GPS: 
Cruz de madera - Misión de 1961:  28R 3107189 N y 450773 E.
Cruz de granito - Cementerio San Lázaro: 28R 3107321 N y 450804 E.
Antecedentes:
Este asentamiento urbano en uno de los barrios de Tamaraceite, dista unos 3 Km. de la parroquia de San Antonio Abad y perteneció al municipio de San Lorenzo hasta 1939 que también se lo anexionó el municipio de Las Palmas de Gran Canaria.

Algunos de los residentes en El Toscón trabajaban en las fincas cercanas y otros, que se establecieron posteriormente se dedicaban a la aparcería en Los Giles. Con su esfuerzo, constancia y solidaridad consiguieron poco a poco superar las adversidades.

Comunidad Tubería «El Pueblo» - 1964
Cuando se realiza la Misión de 1961, esta localidad del Toscón sufría todas las penurias posibles: no tenían conexión a la red eléctrica, ni abastecimiento público de agua (suplida posteriormente con una tubería sufragada con aportaciones de los vecinos para llevar agua a los aljibes/depósitos particulares), tampoco disponían de servicio de recogida de basuras, y su vía principal de acceso era de tierra, en pendiente, por lo que se anegada en invierno.

Completa su aislamiento, la distancia al núcleo más cercano: Tamaraceite, y las deficiencias del servicio público de transporte, unido a las dificultades de escolarización por inexistencia del Grupo Escolar (solamente unas antiguas escuelas unitarias de niños y de niñas) y la imposibilidad de realizar actos religiosos por falta de una ermita o iglesia para los vecinos. Solamente dos teléfonos particulares, de uso casi comunal cuando los vecinos recurrían por necesidad.

Un gran paso fue la constitución de la Asociación de Cabezas de Familia, aprobando previamente sus estatutos, para aunar esfuerzos e impulsar también su iglesia-ermita. 
Fuentes/Referencias:
Diario Las Palmas, Tamaraceite. Actualidad Local. La Santa Mision, Marcos Tiburcio Molina, 28 de Junio de 1961 Pág. 6.
* Diario Las Palmas, Tamaraceite. Por primera vez en su historia, nuestra parroquia será misionada simultáneamente en todos sus barrios, Marcos Tiburcio Molina, 3 de Julio de 1961 Pág. 6.
Diario Las Palmas, Tamaraceite. Santa Misión. Via Crucis de penitencia y visita del Obispo de la Diócesis, Marcos Tiburcio Molina, 20 de Julio de 1961, Págs. 10 y 11.
* Falange, Por los Pueblos. Santa Misión en Tamaraceite, 21 de Julio de 1961, Pág. 6.
* Falange, Santa Misión en Tamaraceite. Solemne Via Crucis y clausura de la Misión, 23 de Julio de 1961, Pág. 2.
* Tamaraceite. Recordar es volver a vivir. Esteban Gabriel Santana Cabrera ( 2001), Ayto. de Las Palmas G.C.- Asociación Cultural Piedra Viva,  ISBN: 84-607-1740-2, Sección 9.8 - Las Misiones. 
* Testimonios orales aportados por los vecinos, recogidos en El Toscón de Tamaraceite y en Las Palmas de Gran Canaria.  
Historia: 
Siendo párroco de San Antonio Abad, Ignacio Domínguez Domínguez se celebró la Santa Misión de 1961 en Tamaraceite, en determinadas localidades de esta circunscripción, desplazando hasta ocho religiosos (5 de la Congregación de la Misión o de San Vicente de Paúl y otros tres del clero secular: los párrocos de las iglesias de San Pablo, La Luz y San Pedro (La Isleta) que realizaron la labor pastoral en puntos concretos de este municipio. El Toscón (P. Manuel Coello), El Cardón, Las Torres (P. Manuel Coello y P. Vicente Rivero), La Milagrosa (P. Miguel Gómez y P. Manuel Hernández) , Capilla del Cementerio de San Lázaro (P. Olegario Peña) e iglesia de la parroquia de San Antonio Abad (P. Florentino Meneses y P. Rafael Marcos).

Misioneros en Tamaraceite con el Párroco -1961 (F. Fotografico: Esteban Gabriel Santana)
Sin embargo, la Santa Misión en El Toscón fue anterior a todas las demás, la PRIMERA que se realizó en este municipio en el mes de Junio de 1961, a cargo del P. Manuel Coello (1918 - † 2003) que también participó posteriormente en otra de las programadas, la de El Cardón y Las Torres, que se celebraron entre los días 4 y 15 de Julio del mismo año.

Manuel Viera Pérez
Detalle de la fachada - Año 1928
 tenía un hijo, Fidel, de su primer matrimonio, al enviudar se casó con Inés Pérez Herrera (Inesita) con la que tuvo otros cinco hijos: Manuel, Remigio, José, Graciela (Cheli) y Eloy.

Aún se conserva la vivienda de 1928, hoy de color rojo inglés, conocida como la «Casa de Inesita», Inés Pérez Herrera (1905 - † 1971), en una curva de la GC-21, donde se realizaron estas jornadas en El Toscón, e incluso fue el lugar de alojamiento del misionero de la congregación de San Vicente de Paúl, Padre Manuel Coello.

Casa de Inesita

La Santa Misión de Tamaraceite continuó entre los días 4 y 15 de Julio de 1961, en otras localidades de Tamaraceite que clausuró el Obispo de la Diócesis de Canarias, Antonio Serapio Pildaín y Zapiaín en la plaza de la iglesia de San Antonio Abad, de grato recuerdo para él, por ser la primera parroquia que creó en su Diócesis, el 8 de Diciembre de 1937.

Traslado al Alto del Toscón - Foto: Juan Montesdeoca Viera, facilitada por Ofelia Santana

Las reuniones misionales y actos para reforzar la religiosidad y fomentar la fe se realizaron en el amplio patio interior de la «Casa de Inesita», y destacamos el de mayor relieve de la Misión del Toscón que se produjo el Viernes, 23 de Junio, con un impresionante Vía Crucis penitencial hasta la Montaña de El Toscón, culminando con la colocación de la Cruz de la Santa Misión, que realizó Cipriano Suárez Cárdenes.
Ubicación de la Cruz de 1961
«Ciprianito» no era carpintero pero tenía mucha habilidad para trabajar la madera y realizaba arados. La cruz cilíndrica es de su autoría, se colocó en la formación rocosa superior de la citada Montaña, y aún se aprecia el hueco tallado en la roca de su asentamiento.

Los jóvenes de esta época aún recuerdan que prepararon «farolillos», sesgando botellas de vidrio con un hilo tenso, empapado en petróleo, que al prenderlo y golpear ligeramente el cristal, obtenían el cuello de botella para insertar una vela.
Con estas luminarias, sobre las 05:00 horas, partía  la comitiva del Rosario de la Aurora ascendiendo con los «farolillos» hasta el alto de La Montaña, donde se colocó la cruz con el rótulo: «Recuerdo de la Santa Misión. 1961».


P. Manuel Coello
Al término de esta fructífera misión, el P. Coello fue acompañado por una ingente muchedumbre de hombres, mujeres y niños hasta la salida del barrio entre flores, arcos de palma, ramas de laurel,… con las ventanas y azoteas engalanadas a su paso,…  además de fuegos de artificio.

Ante la inexistencia de otro lugar para el culto, en años posteriores a la Santa Misión del Toscón, la Escuela de «niños» era el lugar utilizado para el encuentro religioso del párroco de San Antonio Abad (Tamaraceite) cuando realizaba su visita anual para la celebración de la Santa Misa, con el ritual de subida a la Cruz del Toscón.

Existe un antecedente en los años sesenta, donde Graciela Viera Pérez (Cheli, hija de Manuel  e «Inesita») y otras chicas del barrio promueven la recaudación de fondos para dedicarlos a la creación de una ermita en El Toscón

Tuvo su continuidad a través de la Asociación de Cabezas de Familia recién creada cuando también se constituye una Comisión Pro-Iglesia presidida por José Viera Pérez (hijo de Manuel e «Inesita»)  para lograr la construcción de una iglesia y evitar el aislamiento espiritual por su lejanía de la parroquia matriz.

Su madre había dejado en testamento dos solares, algo alejados del centro neurálgico de El Toscón Alto, que no eran los adecuados/apropiados para ubicar la iglesia. 

Poco a poco los vecinos, con sus aportaciones económicas en la «Operación Mil» (mil pesetas por vecino) reunieron el importe para iniciar la compra de un solar céntrico de unos 220 m2, y materiales, donde se iba a asentar la futura Iglesia dedicada al Sagrado Corazón de Jesús, y de la que toma nombre la Asociación de Vecinos. El solar elegido era una pequeña explanada donde los mayores recuerdan la práctica del fútbol y el teje.

Varios herederos de este solar donaron el terreno para la iglesia, salvo una de ellas que no aceptó la donación de su parte y cobró por ello. Falleció antes de la terminación de la iglesia de El Toscón y allí se celebró la PRIMERA misa en su recuerdo.

Es posible que la «Operación Mil» se deba a un contacto previo con Juan Jiménez Santana, vecino de El Toscón, que era mayordomo de una finca al que le fueron a pedir 5.000 ptas para cubrir el suelo de la iglesia y donó el pavimento (con su instalación) para que su hija pudiera casarse en ella. 
   
El día de San José del año 1973 se celebra la Santa Misa en el solar citado, por el párroco de Tamaraceite, Luis García Marrero, al que acompaña también su homólogo de El Cardón y Las Torres, Gerardo Larrea Lafuente. Posteriormente se procede al solemne acto de colocación de la Primera Piedra de la iglesia por el Vicario General de la Diócesis, D. Juan Artiles Sánchez, (en representación de monseñor José Antonio Infantes Florido, Obispo de Canarias que estaba ocasionalmente fuera de la isla).
Las obras de la iglesia las realizan los vecinos, de forma gradual en las jornadas dominicales, bajo la dirección técnica del aparejador, José Germán Martínez del Rosario, que no percibió retribución.
Algunos vecinos recuerdan también el enfoscado/revestimiento de las paredes asignando a cada uno la parte proporcional de la superficie a cubrir.

Dentro del Programa de Actos de las fiestas en honor de su patrono, el Sagrado Corazón de Jesús de 1978, el Sábado 17 de Junio se trasladó a la iglesia su imagen, y el Domingo por la tarde se inauguró OFICIALMENTE con la primera misa que ofició el P. Juventino, director del Colegio Claret.
El Lunes, también con la asistencia del P. Juventino, el concejal de distrito, presidentes de las Asociaciones Familiares de la zona y de El Toscón, miembros de la directiva y vecinos, se inauguró «la calle que da salida al barrio» abierta por los propios vecinos, actualmente con la denominación «El Cartero».


Referencias citadas de El Toscón - Google Earth
La Cruz de la Misión con el transcurso del tiempo se deterioró y la reemplazó Suso Santana Hernández.

Posteriormente, la AA.VV. del «Sagrado Corazón de Jesús» ubicó otra cruz de «granito» a una cota inferior, sobre una basa que aún existe, próxima a un torreta de A.T., por encima de la tubería de La Marquesa que trasladaba el agua de Sta. Brígida a Arucas.
Soporte de la Cruz de granito


Esta última cruz procedía del Cementerio de San Lázaro, la trajo el que echó el piso de la ermita, trabajaba en los nichos del cementerio, y estuvo anteriormente en lo alto del actual campanario, hasta que se trasladó definitivamente a la basa situada en las proximidades de la torreta citada.

Ingenuamente se ubicó cerca de la torre de A.T. para iluminarla por su cercanía. Tuvieron que recurrir a la generosidad de José Tejera Travieso, al ser la vivienda más cercana a esta «nueva» ubicación de la cruz para que luciera durante las fiestas locales.

La cruz de «granito» tampoco ha sobrevivido, los chicos del barrio la destrozaron a pedradas y no ha sido repuesta, solamente queda para el recuerdo su base del mismo material sobre la peana. Esta cruz  presentaba un círculo centrado en la conjunción del stipe y el patíbulum, similar a los modelos celtas.




Agradecimientos: 

Vecinos junto a la Cruz del Toscón - Foto: Juan Montesdeoca Viera, facilitada por Ofelia Santana 
Especialmente a la colaboración de Antonio  Hernández Santana al que casi TODOS conocemos como «Germán», a Ofelia Santana, y miembros de la desaparecida AA.VV. del Sagrado Corazón de Jesús que han corroborado gran parte de la información que divulgamos.

Un detalle que pasa desapercibido en esta foto es el «farolillo» que porta la chica de la izquierda, ya comentado anteriormente.

Descarga del Documento: Pincha en: Cruz del Toscón Alto
Esto es un resumen del «acontecer» de El Toscón y la «realidad» que hoy contemplamos.
Mil gracias a TODOS los vecinos que han aportado «su» legado.

lunes, 6 de enero de 2020

La Cruz de Peñón Chiquito

Pincha en OTRAS CRUCES de GC y accederás a «La Cruz de Peñón Chiquito»

Clasificada en esta sección del blog.

miércoles, 17 de abril de 2019

Cruz del Calvarito (San Francisco)


El entorno de El Árbol Bonito y El Calvarito



Otras denominaciones: 

Cristo del Calvarito, El Calvarito del Arbol Bonito, Cristo del Calvario, Oratorio del Cristo amarillo, Cristo amarillo, Crucero de piedra, Cruz del Templete de la Fuente.



Localización: 

Esta cruz con «crucifijo» se encuentra en la confluencia de las calles Tres Casas, Altozano, San Francisco, Huerta y La Fuente, en el Barrio de San Francisco (de Asís) en Telde.


Coordenadas GPS:

28R 459035 E y 3097550 N
Plano realizado por Elías Serra Ráfols (1968) publicado en La Provincia - Editorial Prensa Canaria

Antecedentes: Uno de los primeros asentamientos, de lo que hoy es la ciudad de Telde, se produjo en el siglo XVI y corresponde a Santa María de la Antigua (actual barrio de San Francisco tras la llegada en 1610 de los franciscanos), y quizás favorecido por la proximidad del naciente de la Fuente de Santa María, del Altozano o de San Francisco donde «el agua origina la vida».  
Alrededor de 1592, el ingeniero militar Leonardo Torriani, enviado a Gran Canaria a instancias del rey Felipe II, registra su entorno y nos lega un plano inédito de la incipiente urbe. Con la tecnología actual, si calibramos el mismo quedaremos gratamente sorprendidos.

Plano del Ingeniero Leonardo Torriani (Circa 1592) con la simulación de la Cruz en Santa María de la Antigua

Y este plano realizado cinco siglos atrás también nos permite estimar/situar el Cristo actual de El Calvarito que describimos. El barrio convertido en «conventual» por la presencia de los «franciscanos» que se establecen en él, además de darle nombre al mismo, reactivan la zona e impulsan la actividad cultural, hasta el 8 de Marzo de 1836 que los exclaustrados retornan a sus lugares de origen o parroquias, tras la Desamortización de Mendizábal. 
El presbítero Pedro Hernández Benítez, párroco de San Juan Bautista de Telde durante 34 años (1934-1968) incluye en su publicación de «Telde», una reseña al Vía Crucis que los franciscanos habían generado en el barrio y realizaban principalmente los  Viernes. 
Es probable que la segunda estación del Vía Crucis mencionado, coincidiera con la actual situación del Cristo del Calvarito. Con anterioridad a éste existió una cruz «desnuda» de «palo» sobre tres escaloncitos que desapareció con la proclamación de  la  II República, según me comenta Antonio Mª González Padrón.
Fuentes/Referencias:  
«Descrittione et Historia del Regno de L Isole Canarie gia det te Le Fortunate con il parere delle loro Fortificationi»,  Leonardo Torriani Cremonese, Plano de la ciudad de Telde (Circa 1592), Pág. 65. 
«Telde», Pedro Hernández Benítez, 1958, San Francisco de Asís, Págs. 173 a 177. 
La Provincia, «La piedra canaria» Un material noble que aún emplean los mejores arquitectos, José Manuel Balbuena, 29 de Septiembre de 1991, Pág. 42 y 43.
La Provincia, Rutas Canarias - Guía del barrio de San Francisco en Telde. «Nacido del agua», Sergio Suárez Benítez, 26 de Abril de 1992, Págs. 60 y 61. 
La Provincia, Un barrio con historia. «¿ Quedan en San Francisco vestigios protohispánicos ?», Alfredo Herrera Piqué, 9 de Abril de 1994, Pág. 20. 
«Los Labrantes de Arucas», Jose Luis Marrero Cabrera, 2000. FEDAC. Canteras, Págs. 30 y 31. ISBN: 84-8103-236-0. 
Fiestas Fundacionales en Honor a San Juan Bautista, «El Calvarito de San Francisco, de Arencibia Gil a Marrero Cabrera», Antonio Mª González Padrón, Junio de 2003, Págs. 41 a 47. 
«Sacerdotes presentes en la Diócesis de Canarias desde la Ilustración hasta la actualidad», Simón Pérez Reyes, (2014), ISBN; 978-84-606-5799-6. 
«Biografía y obra creativa del pintor José Arencibia Gil», Tesis Doctoral de Germán Jiménez Martel, Universidad Carlos III de Madrid (2017), recuperada de:  https://e-archivo.uc3m.es/bitstream/handle/10016/27471/jimenez_tesis_2017.pdf 
Canarias7, «Los falsos históricos que también son San Francisco», Gaumet Florido, 15 de Octubre de 2018, Pág. 6. 
Testimonios orales recogidos por el autor en Telde y Arucas.
Historia: 
Cronología del Cristo del Calvarito 
La reconversión de este enclave lo proyecta José Arencibia Gil en la década de los sesenta, y por ello se le asociaba su autoría. Era frecuente que el proyectista no realizara personalmente su «diseño», y se lo encargara a otros profesionales para su ejecución como tallistas o escultores, supervisándolo a su término. 
Las dos grandes condicionantes de El Cristo del Árbol Bonito son el fallecimiento repentino de José Arencibia Gil, el 3 de Enero de 1968, que no pudo realizar los retoques pertinentes como era habitual y la prolongada enfermedad del escultor Plácido Fleitas Hernández que iba a realizar este «encargo» pero no lo llegó a iniciar. Falleció el 13 de Diciembre de 1972. Estaba previsto que Plácido Fleitas ejecutara la obra del «Cristo» con piedra amarilla de Teror, en la cantera de  El Cerrillo de Manolo Henríquez  pero su estado de salud se lo impidió.
Tras su fallecimiento, Manolo Henríquez le propuso a Jose Luis Marrero Cabrera en 1973, a sus 25 años, realizar su «primera» obra tallada en piedra y la ejecuta según el modelo preestablecido pero con sus parámetros personales, siguiendo su diseño conceptual: «un rostro cubierto tras larga y caída cabellera» como indica el Cronista de Telde.
  
Talla del Cristo en la cantera de El Cerrillo (1973) y el Cristo actual - Foto de su autor: Jose Luis Marrero

La labra del conjunto del Cristo se realizó íntegramente, durante el año citado, en la cantera de Manolo Henríquez García con piedra «ocre» traída de la cantera del barranco de Teror, también clausurada en la actualidad. Se culminó  al mes de su inicio, acortando los tres meses previstos. El resto del conjunto de este «Templete» lo realizaron los labrantes de la cantera de El Cerrillo y lo describe Germán Jiménez Martel, referido al boceto, en la citada Tesis Doctoral, pág. 318: «Está enmarcado en una arcada de medio punto coronado por un frontón cerrado con tres borlas en sus vértices». En el «modelo final» solamente figura la borla superior, y además El Cristo es de menor proporción que el de la lámina del proyecto de José Arencibia Gil. Podemos comprobar que esta escultura es un referente del barrio de San Francisco y de la «ciudad» de Telde, y aún podemos admirarla en su plenitud, una vez transcurridos 47 años. 
Recuperando su autoría 
Jose Luis Marrero en la cantera de El Cerrillo, 46 años después de la talla de El Cristo

Sorprendentemente, la autoría no se le atribuye a Jose Luis Marrero sino a José Arencibia Gil hasta que el Cronista Oficial de Telde, Antonio Mª González Padrón en el programa de Fiestas  de San Juan Bautista de Junio de 2003, identifica correctamente a su autor.

La secuencia previa de ratificación de su autoría es muy curiosa, según me transmite José Luis Marrero Cabrera:
 
Siendo profesor de la Escuela de Artes Aplicadas  y Oficios Artísticos, en una visita de sus alumnos a la ciudad de Telde a la que no asistió, guiada por el Cronista Oficial de Telde, Antonio Mª González Padrón atribuyó a Jose Arencibia Gil la realización del Cristo del Calvarito, tallado por Jose Luis Marrero Cabrera. Al regreso, uno de los alumnos le reprochó a su profesor, Jose Luis Marrero, ser el autor de El Cristo, por lo que él decidió al año siguiente asistir acompañando al grupo escolar, en la siguiente visita programada. Coincidió con Antonio Mª González Padrón como guía-intérprete del recorrido por el barrio conventual de San Francisco, y al que conocía por sus estudios en el centro (local antiguo) de los Hermanos de La Salle de Arucas. Al llegar al Cristo del Calvarito atribuyó la autoría a José Arencibia Gil, a lo que Jose Luis Marrero le indicó que El Cristo lo había realizado él. En consecuencia, Antonio Mª González Padrón, en Junio de 2003 le dedica una amplia reseña de reconocimiento y autoría, con sus obras/esculturas realizadas. 

Perfil del autor
El escultor Jose Luis Marrero Cabrera

Nació en Arucas, el 12 de Diciembre de 1947. A partir de 1965 se desplaza a Santa Cruz de Tenerife para iniciar sus estudios de Bellas Artes e incrementa su «pasión» por el conocimiento de la piedra y su técnica. En sus vacaciones cada vez que regresaba a la isla, al lado de los «afamados» labrantes de La Goleta, en la cantera de Manolo Henríquez en El Cerrillo,  que linda con la calle de Los Callejones, aprendió el «oficio» de la piedra para el que demostraba gran destreza. En la actualidad  esta cantera está clausurada. 

En 1966 recibió el primer premio en escultura del Certamen Juvenil de Arte y otros dos terceros en dibujo y pintura, con tan solo 18 años. 

Formó parte de la Escuela Luján Pérez donde entra en contacto con los «próceres» del arte insular de la época. Su primera exposición la realiza con 20 años en el Club Naútico de Las Palmas de Gran Canaria, siendo aún estudiante de Bellas Artes en Santa Cruz de Tenerife, y posteriormente certifica sus estudios en Barcelona con su Licenciatura en Bellas Artes. Aparte de su profusa actividad como «escultor», también ejerció como profesor de la Escuela de Artes Aplicadas  y Oficios Artísticos, siendo su especialidad, la de piedra y mármol. 
Las múltiples denominaciones 
Rostro, Cabello, Pergamino y Perizoma
El recinto donde se ubicó esta cruz es la encrucijada ya citada, en el barrio de San Francisco. 

No tiene mayor trascendencia pero resulta muy curioso la amplia variedad de denominaciones asociadas a esta cruz. La del «Calvarito» puede resultar algo confusa aunque es habitualmente utilizada, sin embargo el recinto de El Calvarito está situado a cierta distancia de esta cruz, y corresponde a una pequeña capilla con su techo a cuatro aguas que acogía a un Cristo muy popular, en una esquina de la plaza de San Francisco que aún conserva en un lateral su amplia ranura de cantería azul que recogía los donativos de los transeúntes. Tampoco la denominación de «Crucero» se ajusta exactamente a este modelo, más bien sería un «Templete», y en el caso de referirse a ella como la Cruz del Templete de la Fuente, debería hacer mención a «la calle» de La Fuente también por su distancia entre ambas. El Cristo del «Árbol Bonito» se asocia al Laurel de Indias que lo cobija. 

A lo largo de su existencia, ésta especie ha sido podada/recortada al menos tres veces por su rápido y excesivo crecimiento. Según me comenta el Cronista Oficial de Telde, antes de ubicar El Cristo actual se había diseñado en este barrio histórico un parterre y el muro (actual) para proteger el Laurel de Indias, soportado antes por un majano de piedras.
La anécdota del Árbol Bonito
Su  origen también lo aporta el Cronista de Telde, y nos traslada a 1939, transmisión oral de Pepe Ojeda que recuerda siendo muy joven, a unos niños jugando a «la guerra» en las proximidades: «Agarra al rojo para fusilarlo». Con gran habilidad, Magdalena Suárez que vivía enfrente, en la casa de la esquina, les reprendió por su juego y les convenció para plantar un Laurel de Indias (pequeñito) que ella tenía en su casa, indicándoles que proporcionaría sombra, y cada tres días deberían regresar para regarlo con un «cacharro» que ella les facilitaba. Además, les recordó que mientras el árbol creciera no habría guerras. En el boceto del proyecto de restauración de 1963 impulsado por  José Arencibia Gil para el barrio de San Francisco, se incluye el Cristo «amarillo/ocre» pero no recoge el actual Laurel de Indias ya existente.

FAACT corresponde a Fotografía Amado Alvarez Castro, Telde. 
 
Esta lámina procede de la pág. 294, Tesis Doctoral, de Germán Jiménez Martel, sobre la «Biografía y obra creativa del pintor Jose Arencibia Gil»,  cuya lectura se produjo en Julio de 2017, Universidad Carlos III de Madrid que nos permite valorar este detalle. Es de los pocos vestigios ejecutados del proyecto de José Arencibia Gil, de su propuesta para la restauración del barrio histórico de San Francisco, registrado en el Ayuntamiento de Telde en 1963, y que fue  posteriormente calificado como Conjunto Histórico-Artístico, conjuntamente con el de San Juan según el Real Decreto 1121/1981, de 6 de Marzo de 1981  (recogido en el BOE Nº 142, de 15 de Junio de 1981).
 Agradecimiento especial:  Tanto al escultor Jose Luis Marrero Cabrera como al Cronista Oficial de Telde, Antonio Mª González Padrón por su amable atención y la aportación de «nuevos» datos para la confección de esta cruz.
Otros Agradecimientos: A Alvaro Monzón Santana, a Germán Jiménez Martel y a Albino Aneiros por sus aportaciones y colaboración.
Descarga del documento: Pincha en: Cruz del Calvarito
 Detalles del Cristo del Calvarito

El Cristo incluye el «pergamino» INRI (Iesvs Nazarenvs Rex Ivdaeorvm) en la parte superior de la cruz.

Tiene las manos abiertas, sus dedos plegados, cada una con un clavo que sustenta el brazo; sus piernas no están cruzadas, y sus pies apoyan sobre un «supedáneo» con otros dos clavos, símbolo característico del «románico». En el siglo XVII  la escuela andaluza adopta esta iconografía. La cabeza del Cristo en posición recta, no presenta corona de espinas o de cordón, y en ella destaca una larga cabellera sobre el rostro, así como su expresión. 

Evidentemente, cubierto su cuerpo con el «perizoma» o paño de pureza.

martes, 5 de febrero de 2019

Cruz de Maria

         
            «La Leyenda de la Cruz de María» 

Recreación alegórica de Manolo Cardona sobre la leyenda de la «Cruz de María»

                                              

Transcripción parcial del Audio grabado a Juan Cubas, el 12 de Noviembre de 2014
                                          Fondo: Pergamino, recuperado de jorge.webcindario.com

Antecedentes: Quizás sea una de las cruces más antiguas del interior de la isla que se conservan, al margen de la Cruz de Tejeda, ubicada en un paraje aislado, enlace de senderos desde Artenara a La Aldea o al Valle de Agaete, lindando con Tamadaba, y con opción a Tirma y Acusa.

Cruz de María actual - Foto cedida por Juan A. Garalllo

Pepe Luján, Cronista Oficial de Artenara, en su trabajo sobre «Toponimia de Artenara», hace referencia al testamento de Francisco López, a finales del siglo XVII, concretamente el 16 de Marzo de 1693, donde se cita esta cruz:

             « … sus linderos se expresan en la escritura y son una parte lindando con tierras de Tifaracás, Majada de los Carneros, Paso del Palo, camino adelante a la Cruz de María »

Término Municipal: Artenara.
Localización: En el sendero de Artenara a La Aldea, tramo de ascenso del sendero S-95 desde la Degollada del Sargento hasta la Cruz de María, tras dejar atrás la variante a la Degollada Honda (entrada a la Finca de Tirma).
Datos GPS:  28R 3100343 N y 432714 E.
Fuentes/Referencias:
Falange, 4 de Agosto de 1946, por los pueblos - Juncalillo, Pág. 2.
La Provincia, Aquí al lado: «La Rama Ilustrada», Juan José Jiménez, 7 de Agosto de 1993, Págs.14 y 15. 
La Provincia, Dominical: «Las Cruces de Gran Canaria», Javier Martínez García, 26 de Septiembre de 1999, Págs. 44 y 45.
Las Cruces y las Enramadas de mayo. Cuentos desde La Aldea. Francisco Suárez Moreno, 3 de Mayo de 2006, Revista Bienmesabe Nº130. http://www.bienmesabe.org/noticia/2006/Mayo/las-cruces-y-las-enramadas-de-mayo-cuentos-desde-la-aldea
El Culto a la Muerte y los Ranchos de Animas en la sociedad tradicional de Gran Canaria (I). Francisco Suárez Moreno, 1 de Noviembre de 2009, Revista Bienmesabe Nº285. http://www.bienmesabe.org/noticia/2009/Noviembre/el-culto-a-la-muerte-y-los-ranchos-de-animas-en-la-sociedad-tradicional-de-gran-canaria-i
La Voz de la Memoria. Conversaciones en Artenara (I). José A. Luján Henríquez. Edita: Ayuntamiento de Artenara (2006), ISBN: 84-606-4014-0, Pág. 83-85.
La Toponimia de Artenara. Gran Canaria, José A. Luján Henríquez y Gonzalo Ortega Ojeda. Edita: DC Domibari (2008), ISBN: 84-935875-9-8, Pág. 431.
La Provincia, Piedra Lunar: «Altavista/Azaenegue», José A. Luján Henríquez, 20 de Febrero de 2010, Págs. 28.
Las fiestas con Rama en Gran Canaria a través de la prensa. Sergio Aguiar Castellano (2013), La rama de Juncalillo de Gáldar, Págs 45 y 46, recuperado de: http://www.bienmesabe.org
Testimonios orales recogidos por el autor en Chirino y Barranco Hondo de Abajo (Gáldar).
Extracto del audio registrado, por Albino Aneiros, a Juan Cubas Montesdeoca en su casa-museo de Barranco Hondo de Abajo para este blog.
Anterior Cruz de María

Historia:
Aunque no existen muchas referencias, por encontrarse en un lugar aislado, hemos recopilado algunas citas que hacen mención a esta cruz.

La Cruz de María se encuentra en un lugar apartado y despoblado en zona de pinar entre Artenara y Tamadaba, vía de tránsito hacia La Aldea. A lo sumo, se trasladaban de noche por ella los que tenían alguna obligación o necesidad, y las percepciones a estas horas son muy diferentes a las del día: los sonidos se hacen más intensos, las distancias se comprimen en la nocturnidad, las sombras, la bruma o la niebla provocan estupor,... mientras la medrosa cruz «espera» la tenue luminosidad de  la luna. 

Como la imaginación es siempre caprichosa, les traslado otra referencia curiosa que me contaron en Chirino (Gáldar):

Desde el Lomo del Palo se divisa la Montaña Gorda (referencia
habitual en el tráfico marítimo de costa) y el macizo de Tamadaba. 
Allí, dicen que en las noches cerradas de bruma se veía a las «brujas» bailar enfrente, y brincar desde la Montaña Gorda a la Cruz de María, salvando el barranco.

Otra mención a la Cruz de  María registrada en el extracto del Audio adjunto procede de nuestro interlocutor, Juan Cubas Montesdeoca que describe lo que le contaron, sin poder confirmarlo:
  
 « una señora cogió la cruz y se la trajo p’a  la casa, y tuvo que al día siguiente a colocarla en el lugar,…  por algún motivo ponían la cruz»





Esta referencia en prensa de la cruz corresponde a la década de los cuarenta del siglo XX, cuando se desplazaban de madrugada hasta el Majadal de los Carneros, bajo la Cruz de María para recoger las «ramas de pino» que ofrendaban al patrono de la iglesia Santo Domingo de Guzmán, que esperaba «pacientemente» a la puerta de la iglesia de Juncalillo hasta que la «comitiva» diera las tres vueltas de «rigor» a la plaza. También Juan Cubas nos confirma su asistencia y participación hasta este punto, en diversas ocasiones. 


Hoy en día, el actual recorrido es mucho más corto, desde Los Llanetes (topónimo que degeneró en Los Garajes) donde recogen las ramas previamente preparadas, atraviesan El Tablero y Los Morretes hasta la iglesia de esta localidad, respetando las arengas parroquiales en los puntos anteriores y las citadas vueltas.
El origen de la Rama de Juncalillo, al parecer, es un «voto» o «promesa» de los vecinos tras el huracán del 1918  que arrasó esta localidad llevándose el techo de la iglesia y las paredes del cementerio sin ocasionar víctimas, ni daños personales. Probablemente, sea la «institucionalización» de la misma, puesto que existe constancia de su celebración con anterioridad, en 1914.
Agradecimiento Especial: A Juan Cubas Montesdeoca, en reconocimiento a su labor creadora y divulgadora del entorno de Barranco Hondo de Abajo, y también por su atenta colaboración. A Manolo Cardona por la «excepcional» recreación gráfica de esta «Leyenda».
A Juan Antonio Jiménez Bolaños por su intersección familiar y colaboración para la elaboración de esta cruz.
Otros Agradecimientos:  A Alvaro Monzón, a Albino Aneiros, a Juan A. Garallo y a Pepe Leal, eternos colaboradores de «estas » cruces que difundimos con su ayuda incondicional.
Descarga del documento: Pincha en: Cruz de María
Recomendación para escuchar el audio: Amplía el dibujo alegórico «impactante» de Manolo Cardona, y a continuación escucha el audio de Juan Cubas. No dejes de observar el «boceto» y descubre cada uno de los detalles de esta «instantánea». Relájate y disfruta de esta «Leyenda».
Extracto de Audio de la Cruz de María - Entrevista a Juan Cubas. Pincha en: Audio Leyenda Cruz de María