viernes, 3 de abril de 2009

Cruz de Piedra

Otras denominaciones:
Antecedentes: Parece ser que la primitiva cruz era de madera, de dos o tres varas de altura, y se situó en la divisoria del lomo (actual Lomo Apolinario) sobre el Bco. de Guiniguada. Desde este lugar, se contempla la ciudad (casco histórico actual) de Las Palmas de Gran Canaria bajo una perspectiva espectacular. Así se convirtió en punto estratégico para el descanso de los cortejos, en su recorrido hacia la Catedral de Santa Ana, favorecido por ser el «camino» de entrada a la ciudad de los pueblos del interior. La proliferación de Bajadas durante los siglos XV al XVII, por diversas calamidades (sequía, langosta, enfermedad,...) llevó a situar una Cruz de cantería en 1737, dándole realce a este enclave.
Término Municipal: Actualmente pertenece al municipio de Las Palmas de Gran Canaria, aunque la Cruz de Piedra era un punto de referencia en la linde del «desaparecido» municipio de San Lorenzo.
Localización: En la calle Cruz de Piedra, prolongación de la calle Carmen Quintana, en Lomo Apolinario, en las proximidades del Castillo de San Francisco.
Coordenadas GPS: 28R 457765 N y 3108724 W.
Fuentes/Referencias:
Diario Las Palmas. 23 y 25 de Septiembre de 1913. Teror (V y VI). José Batllori y Lorenzo. Pág. 1.
Diario Las Palmas. 8 de septiembre de 1966. «Primitivo itinerario de la Bajada de la Virgen del Pino a Las Palmas». Gregorio F. Rodríguez. Página Especial, 8.
La Virgen del Pino en la Historia de Gran Canaria. Ignacio Quintana Marrero y Santiago Cazorla León. Capítulo XV: «Estancias de la Virgen del Pino en Las Palmas», Pags. 225-248. (1971)
Vamos p'al Pino. Caminos para el encuentro. VV.AA. Cabildo de Gran Canaria (2001). «De Las Palmas de Gran Canaria p'al Pino», Págs. 27-30.
Las Bajadas de la Imagen de Nuestra Señora del Pino a Las Palmas (1607-1815). Vicente J. Suárez Grimón (2007). Anroart Ediciones. ISBN: 84-96577-90-9.
Historia: La Cruz de Piedra no solo era un punto de tránsito y descanso, en la Bajada de la Virgen, antes de hacer su entrada en la ciudad. Antiguamente tenía un asiento, descanso o humilladero (altar de canto labrado) donde se depositaban las andas o el sillón que transportaba a nuestra patrona.
Allí, durante varios siglos, comenzaba una ceremonia muy elaborada y olvidada:
1. Se le retiraba el encerado o cortinas a la Virgen del Pino que servía de protección durante el trayecto y además, recibía el calor de los devotos que se acercaban desde la ciudad para ser los primeros en ver a la Santísima Imagen y poder tocar sus andas.
2. Recibía el saludo del Castillo de San Francisco (o Castillo del Rey), con sus salvas correspondientes de bienvenida que anunciaba y festejaba la llegada de la Virgen al llano de la Cruz.
3.Inmediatamente, se producía el repique de campanas de iglesias, conventos y ermitas de la ciudad, siendo éste momento en el que los cabildos y comunidades religiosas salen al encuentro de la imagen en la plazuela de San Nicolás, lugar donde se realizaba el protocolo de recepción y el levantamiento del «juramento» o «pleito-homenaje a ley de caballero» como garantía de su retorno a Teror. En épocas remotas, se realizaba en la ermita de San Justo y Pastor (lugar donde estuvo el Cine Cairasco).
4. También el llano de la Cruz de Piedra era el punto de concentración de feligreses y comitivas religiosas procedentes de otros pueblos con sus imágenes (San Juan, San Lorenzo, Santa Brígida, San José,...), cruces y estandartes que iban al encuentro de la Virgen. Aquí se reorganizaba la expedición para el recibimiento en la ciudad, precediendo todos a la Virgen del Pino, y así continuaban junto a los fosos del Castillo del Rey, en dirección al Camino del Risco de San Nicolás hasta la ermita de éste santo que esperaba para incorporarse a la procesión.
Conviene recordar que desde 1816 hasta 1936, transcurre mas de un siglo sin Bajadas de la Virgen a nuestra ciudad, siendo 1936, el punto de inflexión en los hábitos e incluso en el itinerario, que abandona el camino tradicional hacia la plazuela de San Nicolás. Los trazados actuales de la Bajada se adaptan a las nuevas vías, a la masificación de fieles que acompañan a la Virgen, y modifican radicalmente las costumbres tradicionales para el resto de Bajadas efectuadas: 1954, 1965, 1988 y 2000.
El soporte de la Cruz tanto en su parte frontal (la que orienta hacia la calle Cruz de Piedra) como en su parte posterior (superior), tiene dos inscripciones grabadas en la cantería poco legibles. La mas significativa es la posterior que parece hacer referencia a una fecha (?).
Estado Actual: No solo permanece en pie, sino que es el símbolo y origen de un barrio, La Cruz de Piedra, de Las Palmas de Gran Canaria, que tiene su identidad en la tradición de las Bajadas de Virgen del Pino a nuestra ciudad hasta el siglo XIX.
Hoy en día, pasamos junto a la Cruz de Piedra y no encontramos referencia alguna a su pasado, parece una «estructura sin alma» pero dentro tiene siglos de historia sin valorar.
Nuevas consideraciones: A pesar del paso del tiempo, los vecinos engalanan la Cruz de Piedra cada 3 de Mayo, como es habitual en toda la isla.

4 comentarios:

  1. Otro buen trabajo, efectuado a la perfección. Este blog, será una referencia para todos.

    ResponderEliminar
  2. Reitero las palabras de Doramas, buen trabajo..
    Yo suelo pasar a menudo por alli al salir de clase.. es increible con los antigua que es y siempre tiene flores frescas puestas.

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes. Me gustaría ponerme en contacto con usted.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Mi correo personal es: susosancho@gmail.com
    Disculpa por el retraso en la respuesta, tengo control de comentarios en el blog

    ResponderEliminar